domingo, 18 de febrero de 2007

Asamblea


Anoche toda la tropa de voces se reunió en uno de sus lugares habituales, cierto recodo entre dos haces neuronales apropiado para este tipo de encuentros formales.


(voz-de-la-razón): Chicas, chicas, esto es desde ayer una verdadera batalla campal que no puede continuar. La que habéis montado esta mañana con si se le daba al botón de "suprimir el blog" o no... Hay que ponerse de acuerdo.

(voz-irreflexiva y voz-niña, a coro): QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS ....

(voz-de-la-razón): Ya están las petardas éstas otra vez... Niñas, ¿podéis argumentar en vez de gritar?

(voz-escéptica): Yo lo del blog lo veo una estupidez y una pérdida de tiempo, vaya, que qué se esté armando tanto jaleo por eso...

(voz-juiciosa): Y luego, con la cantidad de horas que ya nos pasamos trabajando ante el ordenador, ya son ganas de torturarse, ya. ¡Pero si lo que nos hace falta es salir más de casa, y no buscarnos más motivos para estar encerradas entre estas cuatro paredes dándole a la tecla!

(voz-agorera): Pues claro, que si ya desvariamos de cuando en cuando, a este paso acabaremos en el manicomio... o hechas unas frikis... que no sé lo que sería peor.

(voz-irreflexiva y voz-niña, machaconamente, a coro): QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS....

(voz-de-la-razón): ¡Que argumentéis o calléis de una vez, puñetas!

(voz-irreflexiva): Vaaaaale, pues....¡queremos un blog porque sí!

(voz-niña): Eso eso, ¡porque sí!

(voz-de-la-razón): Pues menudos argumentos los de estas pavas, tócate las narices, tantos años estudiando para esto... A ver, ¿alguien tiene algo serio que decir?

(voz-de-la-conciencia): Yo también estoy en contra, que ya estamos muy dispersas últimamente, no nos centramos en lo que toca y luego andamos de lloriqueos porque no se hace lo que se debe... ¿Y ahora nos metemos por voluntad propia en otra fuente de dispersión? Esto no es serio, tú...

(voz-calculadora): Además, ¿se puede saber para qué sirve eso de un blog, qué ganamos con eso? ¿No nos valdría la pena estar haciendo algo más provechoso? Con ocupaciones como ésta no vamos a llegar a ninguna parte...

(voz-optimista, tímidamente): Pero si hay tiempo para todo, sólo hace falta organizarse un poco y ya está. Yo no creo que deba montarse un drama de todo esto.

(voz-emprendedora): Claro claro, además, ¿por qué no hacer algo nuevo, diferente? ¿Por qué no probar a escribir para otro público, o para nosotras, pero de otra manera?

(voz-insegura): Pero si no tenemos nada interesante que decir... y seguro que en dos días estaremos en blanco...

(voz-escéptica): Y nos habremos cansado de la tontería ésta del blog, que me lo veo venir...

(voz-irreflexiva y voz-niña, de nuevo a la carga): QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS UN BLOG, QUEREMOS...

(voz-juiciosa): Habráse visto las mocosas éstas, la bulla que arman... ¿Y todas las que estáis calladas, no tenéis nada que decir?

(voz-de-la-razón): Puff, esto va para largo...



Que yo sepa, la cuestión sigue sin estar resuelta. Eso sí, voz-irreflexiva y voz-niña se han atrincherado en el enlace neuronal que habría de encargarse de mandar la orden para darle al botón de "suprimir el blog" y se lían a tortas con todo el que se acerca. Mientras tanto, la fracción anti-blog anda por lo visto preparando algún tipo de ofensiva. Yo ya no sé en qué bando ponerme, la verdad...

5 comentarios:

coco dijo...

Todas las voces tienen razón. Lo importante es lo que tú quieras hacer. Y más importante: lo que quieras contar.
Eso sólo depende de ti. Y aquí me tienes, con ojos de buho. Esperando.

Antígona dijo...

Gracias, Coco, eres un encanto y una comadrona estupenda en este parto que, no sé por qué, me está resultando más doloroso de lo que debería. Tal vez por culpa de ciertos escrúpulos o prejuicios contra los que ahora me parece que debo luchar, aunque en otros momentos me tienten a volver de nuevo al silencio. Me faltó tal vez nombrar la voz-castradora...

Más besos, alma noctámbula

Duschgel dijo...

Escribe simplemente por y para ti. Las almas bloggeras afines se acercarán a ti. Y cuando no tengas ganas de escribir, pues no escribas. Es lo bueno de los blogs :-)

Antígona dijo...

Sí, Duschgel, supongo que de eso se trata... la cuestión es que nunca está tan claro, o al menos en mi caso, quién es esa por y para la cual escribir ni qué puñetas quiere realmente... Confiemos en que se vaya aclarando poco a poco.

Un beso de bienvenida!

Duschgel dijo...

Claro, el problema es que una no es una sola, sino muchas, con muchas facetas. Pero de momento ya has escrito tres posts. Tus voces quieren expresarse. ¿Sobre qué? ¿Sobre su falta de acuerdo? Pues por algo se empieza :-)

Un beso a ti también.