domingo, 5 de octubre de 2008

Batirse en retirada


"¿Quién nos volvió del revés, para que siempre,
por más que hagamos, tengamos el gesto
del que se marcha? Igual que ése, en el cerro
último que le muestra el valle entero
otra vez, se gira, se detiene, y se demora:
así vivimos, siempre en despedida"

"Elegías de Duino", Rainer Maria Rilke.

No, señoras y señores, no esperen hoy reflexiones abstrusas ni enrevesadas metáforas bajo un título que daría mucho de sí pero que en esta ocasión sólo pretende servir de anuncio: me retiro de este espacio virtual por una temporada cuya duración bien podría reducirse a unas pocas semanas o acabar prolongándose. Difícil anticiparlo en estos momentos.


Hay un enemigo, sí, no por abstracto e intangible menos claro y definido, forzando esta retirada. Un enemigo que siempre ha estado muy presente, de diferentes maneras, en la escritura que alimenta este blog. Todos ustedes lo conocen perfectamente. Lo sufren y batallan con él a diario. En efecto, lo han adivinado: es el Tiempo. Un Tiempo de cuyo carácter limitado siempre he tenido plena conciencia y que ahora, en su cortedad, en su limitación, en sus horas siempre contadas, reclama ser llenado con otras ocupaciones que habrán de reemplazar a las que sostienen esta página. Ojalá fuera posible dilatar el Tiempo a placer. Pero no lo es. O yo, desde luego, no he encontrado todavía la forma de hacerlo.

Sobre el papel rayado de una libreta que suelo llevar conmigo quedan los garabatos de un post a medio escribir, anotaciones e ideas para futuros post que todavía quieren ser escritos. Llegará el día en que vean la luz, de eso no me cabe duda. Pero hasta entonces deben permanecer ahí, en silencio, a la espera de que éste mi Tiempo tirano les regale, nos regale, a ellos, a Antígona y a mí, el segmento adecuado de su transcurrir que su nacimiento y puesta en diálogo con ustedes precisa.

Huelga decir que voy a echarles de menos. Háganme el favor de cuidarse mucho hasta mi regreso.

Los besos, por supuesto, a raudales.

41 comentarios:

ella dijo...

No imaginas cómo lamento lo que nos cuentas, querida Antígona, pero, cómo, al mismo tiempo, te comprendo.
Descansa cuanto necesites, respira hondo, tómate tu tiempo (mi último descanso se prolongó cinco meses), y regresa con fuerzas renovadas a darnos lo mejor de ti.

Besos orgiásticos

Novicia Dalila dijo...

El tiempo es imposible de controlar. Él sigue implacable su curso, le pese a quien le pese. No espera a nadie.
Nosotros si te esperaremos por aqui.
Un beso y buena suerte Antígona

Tormento dijo...

La vida real siempre exige mucha más atención que esto.

Es una pena que haya que sacrificar el rato feliz de darle vueltas a la cabeza sin más aspiración que darle vueltas a la cabeza sin más aspiración que....

No te agobies, vale?
Cuídate y vuelve, cuando lo consideres oportuno pero vuelve.

Un beso bien grande y suerte loca!!

Arcángel Mirón dijo...

Y nosotros te extrañaremos. Ya te arreglarás para gambetear al tiempo (así, con minúscula).

Aquí te esperamos, Antígona.

Roberto dijo...

me gustaban tus palabras, tus metáforas, tu escritura hermosamente enrevesada...
pero estoy seguro que pronto volveré a leerte. Un beso de pseudodespedida...

hace poco que empezé a leerte y ya te estoy hechando de menos..

DELIRIUMTREMENDS dijo...

El tiempo... dejé de tener blog por razones ajenas a mi... y luego encontré en el tiempo que dejaba en aquellos posts, una salida a muchos fantasmas, me alíe con la vida real, y me fué todo mucho mejor. Y además, sí... eran noches enteras, porque esto si una es legal, es entrega absoluta, y hay veces, que por mucho que alarguemos las horas, no se estiran mas allá de sus sesenta minutos.
Cada uno se marcha por una razón, distintas las nuestras. Pero lo que se deja, es un mensaje de eterno agradecimiento, y de respeto. Me encantaría ser egoísta y pedirte que no te fueras, pero eso no se les hace a los amigos, y a ti te considero una bella persona, y una amiga por encima de blogs, y distancias.
Un beso fuerte, y mientras, si cayeras por Madrizmemata, tienes casa, esta que te escribe, y lo que te haga falta.
Y despidiéndote a lo grande, con esa canción de Dylan... no podía ser de otra manera, muñeca, no podías ser de otra manera....

Tako dijo...

Espero que el Tiempo te permita saludarnos de tanto en tanto... para todo lo demás, ya sabes, silba

Besos guapa

troyana dijo...

Antígona, no sabes cómo te entiendo,y es casi seguro que extrañaré el instante preciso de concentración para escudriñar tus post y aportar si procede mi visión,sin embargo sabes que la globosfera no se va,y tod@s tus seguidores seguiremos estando por aquí con mayor o menor asiduidad también a la hora de actualizar en nuestras respectivas casas virtuales.
Un fuerte abrazo, cuídate,cuida también ese cuaderno de notas. No me cabe duda que volverás lanzando más bolas de fuego que provoquen el debate encendido o la profunda y serena reflexión introspectiva.

carrascus dijo...

La vida ya está suficientemente llena de obligaciones como para crearnos nosotros algunas más.

Si vuelves, que no sea por obligación.

Te echaremos de menos.

Mil besos.

dErsu_ dijo...

La más terrible de las ideas concebidas por la mente humana es, sin duda, la del tiempo. No por nada Cronos fue el más terrible de los hijos de Gea, que castró el pasado, expulso el presente y devoró el futuro.

Y aun es el más temible de los enemigos, inclemente en la victoria, siempre orgulloso, y tenaz como el solo. No sé si las tretas de hábil estratega serán suficiente para condundirlo, pero siempre es de celebrar el valor de aquellos que se lanzan a la liza, aun a sabiendas del inevitable resultado.

Suerte.

huelladeperro dijo...

Ño! Pues nada, que te vaya bien.. Quién sabe si, de habernos conocido, me hubieras caído mal o bien... Sin embargo mi sensación al venir a pasarme por tu espacio ha sido siempre el de encontrarme con una vieja amiga, exigente y cálida, intelectual y sin embargo profundamente humana.

Quizá ahora... pero claro, si no tienes tiempo...
Vivo a 50 metros de la antigua estación de marxalenes, supongo que conoces el barrio ;-)

El Barbas; no debo ser difícil de encontrar...

Entre el 18 y el 25 de este mismo mes no saldré de casa para nada, una especie de promesa...

Estás invitada, y claro está, quienes querráis pasar...

Besos a tí y un saludo a tus colaboradores con quienes siempre fue un gusto tener conversación.

Dejas un vacío difícil de llenar...

volveré de vez en cuando a releer tus viejos posts y reseguir los comentarios y las polémicas.

Toby-Diógenes

NoSurrender dijo...

Se le va a echar de menos por estos cibermundos durante este tiempo de ausencia, doctora Antígona.

Como los lagartos somos muy cabezotas, seguiré pinchando en este enlace de vez en cuando. Recuerdo bien la primera vez que lo visité. Desde entonces no he faltado a un solo post.

Deja usted un patrimonio que ya es de todos en esta página. Un patrimonio de ideas y pensamientos sensibles e inteligentes que valoro, Muchas gracias por esta primera entrega. Y suerte con el Tiempo.

Un beso admirado, doctora Antígona.

C.E.T.I.N.A. dijo...

Comencé a leer este artículo y tuve que dejarlo a medias por cuestiones de trabajo. Hasta hoy no he podido retomarlo y mientras lo leía no he podido evitar sentir el dolor que acarrea toda pérdida.

Te voy a echar de menos. La Cólera ha sido para mí un oasis en mitad de la blogosfera al que sabía que podía acudir para debatir ideas y reflexionar con tranquilidad sobre lo divino y lo humano.

Gracias por todos esos momentos que nos has regalado. Como dice huelladeperro, me tendré que conformar con releer los viejos post. Todo un lujo.

Un besazo y vuelve cuando quieras. Te estaré esperando.

Neo dijo...

No te haces idea de cómo te entiendo, antígona. El tiempo vuela y, desde arriba, se ríe de nosotros porque no podemos atraparlo.
Intentemos la revancha, haciéndonos sus amigos. Salud! =)

Margot dijo...

Como ando en la misma vereda del camino no me puedo quejar pero... me jode, eim? vaya si me jode!!

Traidora!! jajaja.

Jaculatorias a pares y así tener tiempo. Voy a probar.

Besos mientras dura.

juan rafael dijo...

Eso ya lo dijiste en otra ocasión y no tardaste en volver ;)

Lúzbel Guerrero dijo...

Lo haremos querida, no le quepa duda<, queremos estar sanos par el día de la alegría por su regreso.
¡Hasta la belleza (y la racionalidad en su caso) siempre!

Antígona dijo...

Muchas, muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Sucede sencillamente que en estos momentos mi tiempo de no trabajo es muy escaso y tengo asuntos largamente pospuestos al margen del trabajo que ahora mismo me urge, vitalmente, retomar. O al menos hacer el intento de retomar. Asuntos que me exigen una cierta concentración, focalización, y sobre todo, horas. Y la única manera que ahora mismo veo de poder retomarlos es dedicarles el tiempo que empleaba en el blog. Si mis días tuvieran 30 horas en vez de 24, entonces podría compatibilizar ambas cosas. Pero por desgracia no los tienen. Se impone por ello, durante un tiempo, la lógica del reemplazo.

Aún no puedo predecir si ese tiempo será corto o largo, pero en cualquier caso será limitado. Debo reconocer que me gusta demasiado este juego de comunicación y diálogo con todos vosotros como para abandonarlo definitivamente. Así que, que nadie se tome esto como un adiós definitivo, porque no lo es. Como suele decirse en estos casos, se trata únicamente de un hasta pronto.

-----------

Ella, fuerzas desde luego no me van a faltar. ¡Pero si desde el día mismo que puse el post ya las estoy acumulando!

Besos con fuerza y ganas

----------

Novicia, ése es el problema, que el tiempo no espera y además es tan tan corto el hijoputa…

¡Un beso!

Antígona dijo...

Así es, Tormento. Ahora no encuentro otra opción que sacrificar este rato. Pero intentaré no agobiarme y estar de vuelta cuanto antes. No te me agobies tú tampoco, eh?, que tiempo no es precisamente tampoco lo que te sobra últimamente.

¡Otro gran beso para ti, guapa!

------------

¿Gambetear, Arcángel? Bonita palabra aplicada al tiempo. A ver si es cierto que acabo por arreglármelas con él y volver pronto.

¡Un beso!

-----------

Roberto, de esa escritura enrevesada que te gusta hay bastantes post por el blog, así que si tienes ganas puedes entretenerte con ellos mientras vuelvo. Yo también os estoy echando ya de menos. Desde el primer momento.

¡Un beso nostálgico!

----------


Ésa es la putada, Delirium, que las horas no se estiran por más que uno lo intente. Gracias por tus palabras, guapa. Seguimos en contacto en cualquier caso, por el cibermundo o en los Madriles. La canción de Dylan, ay, es que me tiene tonta este hombre, y con razón.

¡Un besazo, hermosa!

Antígona dijo...

Tako, no dejaré de pasarme por vuestras casas tanto como pueda, claro que sí. No es tan fácil abandonar este mundillo virtual aunque uno se lo proponga para centrarse en otras cosas.

¡Un beso silbando al mismo tiempo!

----------

Troyana, está bien eso de que la bloggosfera no se vaya y a eso me agarro. Seguiré poniéndome al día con tu página de las novedades cinematográficas, y alargando mi lista de pelis pendientes por ver. El cuaderno está en lugar seguro, tranquila, y dejaremos que siga acumulando cosas.

¡Un beso y un abrazo!

------------

Carrascus, la única obligación ineludible es el curro. Hasta que me toquen un millón de euros en la lotería, claro. O alguien me los regale. Entonces vuelvo inmediatamente a la bloggosfera, a la velocidad del rayo :P

Mil besos para ti también, amigo Carrascus.

-----------

Dersu, Chronos es un asqueroso tirano en este mundo. Sobre todo para los currantes. Yo aún no he conseguido confundirlo. Y mira que nunca duermo las horas que debería. Pero aún así, no hay manera con ese caníbal que todo se lo traga.

¡Un beso!

Antígona dijo...

Huelladeperro, muchas gracias por tus palabras y por tu indicación. Voy fatal de tiempo, sí, esa es la realidad, y salgo mucho menos de lo que querría. Pero por supuesto que sé por dónde queda tu casa. Veremos si me cuadran las cosas para esos días. Si no, cualquier otro nos encontramos por el Carmen de pura casualidad, y no me cabe duda de que te reconoceré ;)

¡Un beso, señor Can!

----------

Bueno, doctor Lagarto, así también descansan ustedes por una temporadita de mis cada vez más infumables rollos, que seguro que no les viene nada mal :P Veremos lo que da de sí ese Tiempo. Todo sea que en un par de semanas no aguante más la ausencia y esté ya de nuevo por aquí dando la paliza.

Un beso igualmente admirado, doctor Lagarto.

-----------

C.E.T.I.N.A., como he dicho al comienzo, sólo es una pausa temporal. El Oasis volverá a abrir sus puertas. Y, además de mucha agua, habrá cervezas de sobra para todos en la reinauguración :)

¡Ósculos! ;)

------------

¿Amiga del tiempo, Neo? Habrá que seguir intentándolo, que de momento sólo lo siento como enemigo. De lo contrario, no tomaría esta decisión.

Salud y un beso

Antígona dijo...

Ay, Margot, tú, que andas en las mismas, seguro que me entiendes mejor que nadie. Pero es que para añadir una bola tenía que sacar otra. ¡Que me faltan manos, además de tiempo para tenerlas todas en el aire!

Ánimo con tus cosas y ¡besos malabares!

------------

Juan Rafael, me temo que me confundes con otra :P ¿Será posible?

¡Besos!

------------

Luzbel, no me cabe duda de que sabrán cuidarse. Pero brinden de cuando en cuando a mi salud, eh?

Besos con alegría

Ender dijo...

Recien attericé en la cólera de aquiles y casi no he tenido tiempo de sentir su enfado que leo que desaparece... esperaremos con resignación la espera.

AnA dijo...

Bueno...yo te dejo un beso y ...ya sabes, para lo que necesites.
Anita

El veí de dalt dijo...

¡Vaya! Celebro leer un "hasta mi regreso". Esto quiere decir que iré pasando a regarte las plantas hasta tu vuelta...¡Un besazo! ¡Dichoso Tiempo...!

el nombre... dijo...

Anti. Hacía justamente un montón que no pasaba por tu casa, precisamente por la falta del Tiempo!!
Así que comprendo tu valiente actitud, yo me la he replanteado, y tironeo, en esa pregunta tuya ¿blogueo o no blogueo?
Un espacio de tiempo puede servirnos para decidirlo, para estar presente sin postear y comentar todoeltiempo...
Seguro que te extrañaré, pero espero que noo cierres el blog, proque me he perdido de coosas interesantes, de seguro, que podré venir a hurtadillas a mirar, si me lo permitís.

Nena, descansá, hacé lo que te de placer fuera de la pantalla, lo que necesites, y siempre estaresmo esperándote, siempre.

besos

koolauleproso dijo...

¡No, hombre, otro no!.
Demasiados amigos que se retiran. Sólo espero que como insinuas, no sea definitiva.
Es más, te lo exijo.
Me daría mucha pena, la verdad.

Anónimo dijo...

hola, os dejo noticia de mi libro "Idea trágica de la democracia". también podéis descargaros "La fiebre conquistada", un ensayo sobre rock and roll.

http://www.bubok.com/libros/2042/idea-tragica-de-la-democracia-para-una-ciudadania-caosmopolita

Lúzbel Guerrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lúzbel Guerrero dijo...

PLÍÑ! un treinta ANTÍGONA...¡claro que sé que soy un tramposo!
Yo espero y deseo que vuelva, aunque no sea como tal,; la cuestión es que tarde o temprano necesitará escribir y reflejar
Yo le sugiero (y perdone el atrevimiento) a volver bajo otro nombre, y no verse sometida a quien fue para quienes la visitaron
Mudamos permanentemente, y a veces, nuestra propia realidad se hace incómoda, y hay que renovarla
Sé que volverá, porque sería injusto que nos privase de su visión y escritura, y Ud. sabe que lo injusto, en nuestra sociedad, está y estará siempre garantizado
Hasta la belleza siempre ANTÍGONA

Antígona dijo...

Queridos, estimados, y añorados TODOS, y especialmente a ti, tramposo Luzbel, que me has hecho resucitar de entre los muertos virtuales con tu comentario:

No duden ni por un momento de mi retorno. Pero éste habrá de hacerse esperar aún un poco más. Lo que empezó siendo una retirada voluntaria, elegida por mor de satisfacer ciertas necesidades largamente pospuestas, ha acabado convirtiéndose en una retirada más que forzosa. A día de hoy, me cuesta encontrar tiempo hasta para respirar. Ese Tiempo tirano del que hablaba en el post sigue ejerciendo, e in crescendo, su tiranía, que alcanza ya cotas que ni imaginar hubiera podido en el momento en que lo escribí.

Ya se sabe, la vida está llena de complicados giros, de circunstancias imprevistas e imprevisibles, que nos asaltan sin margen de opción o que nos ponen en la mano posibilidades cuya renuncia nunca dejaríamos de lamentar. Sobre ambas cosas reposa mi ya largo silencio. Un silencio que, créanme, a una parte de mí le duele desde el momento mismo en que comenzó.

Tengan ustedes un poco más de paciencia. Al menos, concédanme un poco de la mucha que yo misma he de practicar para conmigo y mis complicadas circunstancias.

Sigan cuidándoseme mucho.

Besos besos besos!

luzbelguerrero dijo...

Yo, si no le importa, me siento al lado de la farola del cuadro a mirar el paisaje
Tómese el tiempo que quiera, y piense en lo que le he dicho; cuando el tiempo apremia, las estrategias deben ser otras. Gracias Lázaro

Arturo dijo...

Yo me reincorporo tarde, así que voy a aprovechar tu ausencia para descubrir lo que has dejado. Cuando me ponga al día, quizás el Tiempo afloje y te permita atender a los Patroclos que quedamos por aquí, esperando y cantando en sus tiendas de campamento. Ánimo y saludos.

Gato dijo...

Mira que eres educada. Cuando yo desaparezco no digo ni mu. Y ya apareceré cuando me plazca...

Ánimo con las otras cosas. Espero que tengas tiempo para tí, éso sí...

huelladeperro dijo...

Por aquí paso de tanto en tanto, a ver si vuelves...

Margot dijo...

A ver si es verdad, monada, a ver si es verdad... jeje.

Un beso, atareada mujer!

Antígona dijo...

Luzbel, Arturo, Gato, Huelladeperro, y Margot, el retorno está ya muy cerca. He pasado unos meses "suicidándome" (tal vez haga un post para explicar esto) pero justo hoy empiezo a volver a la vida. En cuanto me recupere de las heridas y el agotamiento que arrastro me reincorporo ya en firme.

¡Besos para todos y hasta muy pronto!

k dijo...

Qué ganas. Me alegro de que este desagradable periodo vaya llegando a su fin. Te seguimos esperando (aunque no digamos nada).

huelladeperro dijo...

Puedes volver cuando quieras, auqí ya hemos dejado dew tirar petardos

huelladeperro dijo...

¡Huy! ¡Qué mal escrito!
(bueno, ya sabes..) ¡hasta pronto!

el nombre... dijo...

Anti, yo he estado también ocupada con ese real que es el tiempo. Bendito y maldito sea!
Te espero, siempre.
Mil besos.